viernes, 24 de febrero de 2012

Nueva experiencia 新鲜经验 xīn xiān jīng yàn


Ayer fue un día muy instructivo, aprendí cosas que no se enseñan en ninguna escuela, crecí a una velocidad de vértigo y no se si puedo explicarme con claridad pero voy a intentarlo.

Me levante a las 6 de la mañana, que no es raro en mi, ni me cuesta ningún sacrificio y me fui a un rastro de Benidorm, se llama El cisne...cuando llegamos a la puerta había ya 12 furgonetas esperando, durmiendo en el coche. Pregunté quien era el ultimo, porque para mi sorpresa el ultimo, no es el de la fila, si no el del turno, porque la cola era para entrar, y hay gente que tiene puesto fijo pero van a la cola para ser los primeros en descargar...¿¿'??

Cuando por fin, llegó el hombre que da los puestos y abrió la puerta, el espectáculo no tenia nombre, pero como yo no he crecido bastante me dio vergüenza hacer fotos, solo me atreví a hacer esta, medio a escondidas..

 

Entre las furgonetas, los marroquíes, argentinos, peruanos, ecuatorianos,había también gente muy mayor, italianos de gomina, etc, también llegaron descapotables con rubias despampanates...
  Ahora no puedo continuar...pero seguiré...

EL resumen, por si acaso no me lees después y te reconcome la intriga, es que fue un día muy muy especial y también cobré por ello...Geniallllllllll

Sigo:

La cola para ser el primero en descargar, es porque mientras descargas los otros vendedores están intentando comprarte las cosas que les gustan.

Fue un estres divertidísimo, antes de descargar, habíamos vendido una par de deportivas usadas, una tele de pequeña y gorda. un espejo viejo y feo pero no "antiguo", y alguna cosa más que ahora no me acuerdo...
Después montamos nuestro puesto, que como era la primera vez que vivíamos esta experiencia, dejaba mucho que desear, la mayor parte de las cosas las tuvimos que dejar en el suelo, y como los paseantes del rastro del cisne es en una gran mayoría, gente muy mayor lo de agacharse lo lleva mal.

La ropa que escogimos para llevar era poco apropiada porque era de niños y allí tampoco había ninguno...

Enfrente teníamos un puesto regentado por un señor de unos 60 años con una cara de dolor que me amargo la mañana, me daba una pena inmensa y me encogió el corazón de tal modo que estuve vigilante de sus ventas, para descubrir que en toda la mañana solo le vi vender un jarrón por 8 euros, por el puesto pagamos 6 euros, así que espero que por lo menos el jarrón fuera un regalo de alguien altruista, de tantos que yo me encuentro por la vida.
El hombre ni siquiera fue a tomarse un café, si lo hubiera hecho le hubieran dado un papelito para recoger un plato de paella gratis a la hora de comer...

Dinero llama a dinero: el que puede pagar el café para entrar en calor por la mañana, puede comer gratis, el que no tenia ni para café...no pudo pobrar la rica paella gratis del mediodia...

Recogió su puesto a las 12, 30 y se sentó a esperar a las 13,30 que le dejaran entrar con el coche para recoger...

¿Por qué recogió? ¿Por que no me pidió el carro o ayuda para salir? ¿Que le pasaba?

Todas esas y  muchas más preguntas se las hice a la mujer que estaba a su izquierda...

Las respuestas y la forma de darlas supera lo que yo puedo entender, ni contaros a vosotros mis amigos del alma...solo decir que me demostró que también hay gente sin corazón...

Queria deeciros que me sentí rica, afortunada, especial ...y superó con creces el sentimiento de primera hora cuando montó el puesto de mi derecha que era un puesto de pelucas y peluquería...si has leído bien una peluquería en el rastro al aire libre, ¿Quien se peina allí? no eran pobres te lo aseguro, un poco raros o con pinta de excéntricos eso sí, ingleses y alemanes en su mayoría.
Vendieron pelucas por un tubo, melenas de pelos canosos...rubios clarisimos...postizos de canas...coletas blancas totales...

El puesto lo atendían dos mujeres de unos 50 años super cuidadas y arregladas que llegaron en un toyota rojo precioso...vestidas de blanco y gris perla...

Me enamoré a primera vista y me sentí, pobre...sin clase...sin amigos...al lado de unas diosas del olimpo...

No te preocupes que ese sentimiento apenas duró unos segundos, enseguida vino a visitarme una ecuatoriana con la que había charlado mientras esperábamos a que nos dieran nuestro lugar, vino a comprame un espejo y se enamoró de una silla, Yo no quise venderle ninguna de las dos cosas por que eran para uso personal, quedamos que volvería a eso de la 1, a eso de las 11,3o lo intentó otra vez, porque lo necesitaba para su puesto para que la gente se pudiera probar no se que. Y por fin a la 1 ya le dije que si y entonces solo podía comprar el espejo por que no había vendido nada, ¿te imaginas?
¿ves los cachos de mi corazón?

Mientras esperábamos a la adjudicación del puesto, charlé también con un argentino muy simpático, también peluquero, que me contó que quería hacerles la competencia a lo que luego descubrí que eran mis vecinas, el hombre tenia mas de 60 años creo yo, y pasó por mi puesto a eso de las 12 y la cara lo decía todo...intento comprarse una chaqueta pero no le valía la talla, estaban el la mujer y su perro...Y han hecho todos los mercados de la zona, intentando encontrar un hueco, que todavía no ha llegado...¿No es una lástima inmensa?

Animo a todo el mundo a vivir esta experiencia, he aprendido a ver que hay muchas formas de sobrevivir, que la vida es un cuadro con muchos colores, que hay gente maravillosa.
Que mi familia es muy afortunada y que tengo los mejores amigos del mundo.
He recordado que la vida es lo sencilla o complicada que la queramos hacer y muchas cosas más...

Fue de verdad un día genial.

El rastro el cisne está en la carretera entre Altea y Benidorm, no hace falta estar dado de alta en autónomos ni nada, solo tener algo para vender, pagar 6 euros los jueves y 12 los sábados y domingos, madrugar para coger un puesto libre y ganas de pasar una mañana diferente.

A las 12, 30 ya puedes ir a recoger tu plato de paella gratis, si has tomado alguna consumición anterior y puedes disfrutar de  música en vivo, baile y actuación de flamenco...

¿Conoces donde den algo más y mejor?

El domingo al rastro de Polop ...

¿Qué viví allí? ¿Es digno de contar? ¿Alguien lo quiere saber?

2 comentarios:

Cositas Nuestras dijo...

Me has dejado a medias...

Bego dijo...

Ahora ya la tienes casi completa...gracias