viernes, 20 de septiembre de 2019

Envejecer 老化

Esta semana me ha pasado una cosa super divertida, sin duda seguro que hay a quien no le parece tan divertido, de hecho se lo he contado solo a dos personas y las dos han dicho :
-"¡Ay, pobre!".
Así que he decidido contarlo aquí, para tener más opiniones pero no ver las caras de los receptores de la historia.

He cogido el autobús una mañana temprano, no soy usuaria habitual, así que no tenía ni idea del precio y he pagado con 10 euros, el amable conductor de unos 40 años más o menos, me ha dicho:
- 1'85 señora
Y me ha dado el ticket, yo me he sentado en un asiento de la primera fila, porque me mareo mucho.
Y al chico que iba detrás de mí le ha dicho:
- 2:60
Y al siguiente:
-2:60
Y al otro:
-2,60
Y así al resto de la fila.

¿Qué ha pasado? Yo iba a la última parada, así que no entendía nada de nada,  pero tampoco quería preguntar, me daba vergüenza y no me daba la cabeza...
Así que al llegar al destino se lo cuento a mi niña y dice:
- ¿A ver el billete? ¡pone para mayores de 65!!!
Y en ese momento empezó mi risa que sigue todavía 3 días después, y que en mi casa no entienden de qué me río, porque yo tengo 56 entonces parece que me tengo que ofender o entristecer.
A mí me esta experiencia me ha mostrado las vueltas que da la vida, hace lo que a mí me parece muy poco tiempo, me pedían el carnet en todas partes porque no se creían que era mayor de edad y de repente no me hace falta enseñar ningún carnet para aprovechar las ventajas sociales que todavía no me pertenecen. ¿No es maravilloso?
¡A mí me parece genial!.

Ojalá y me sirva para ir de viaje con el Imserso que en dos semanas empieza la campaña.

Pero sobre todo ojalá me dure mucho tiempo. ¿No os parece?

Y lo mejor de todo es que que a mí me encanta mi pelo blanco, mis arrugas de bondad y mi mirada pequeña pero amable.

Creo que lo llaman autoestima alta. Tampoco es malo creo y ¿Tú qué opinas?