Recetas con trucos de cocina

Si tienes pocos huevos y necesitas que la tortilla sea un poco más grande:
Fríes las patatas que consideras necesarias, el fuego no debe estar fuerte, pues se tienen que quedar blandas, no crujientes, fríes unos pimientos rojos y verdes, cebolla, bates los huevos y si  no tienes bastantes huevos a los huevos le añades un poco de leche.
La tortilla te quedará un poco menos amarilla, pero igual de  buenísima.